simbolos religiosos del cristianismo

Iconografía Paleocristiana: símbolo y resignificación

El cristianismo primitivo o el cristianismo de los primeros años se basa en el judaísmo mesiánico. El judaísmo tiene en su ley mosaica, la ley de Moisés, la prohibición de la idolatría, es decir, que se trata de una declaración iconoclasta.

El cristianismo primitivo no era el cristianismo como lo conocemos en hoy en día, si no que, se trataba de un judeocristianismo o de judíos gentiles, impulsados por las “reformas paulinas”. Con el paso de los años y por una multitud de variables históricas, políticas, sociales y teológicas aquellos judíos gentiles se separarán del judaísmo palestino y se configurará el cristianismo.

En el segundo libro del Antiguo Testamento, el Deuteronomio, dice:

No harás imagen de escultura ni figura alguna de cuanto hay arriba en los cielos, ni abajo sobre la tierra, ni de cuanto hay en las aguas. No las adorarás ni darás culto.

Deuteronomio 5:8; Éxodo 20:4

Tras un primer periodo iconoclasta, el primer cristianismo va a empezar a utilizar el símbolo como medio pedagógico, de identificación y propagandístico. De forma paulatina, derivará en la tradición pagana de la representatividad divina, cosa prohibida por la ley hebraica, dando formas narrativas basadas en los textos sagrados. Mucha de esta iconografía, tal y como se apunta en Fundamentos del Arte Medival, es heredada directamente de la tradición grecolatina.

Dextera Domine, Sant Clement de Taül

Los primeros símbolos cristianos y su resignificación

Siendo así, estamos ante la creación de nuevos símbolos y la resignificación de esquemas iconográficos. La iconografía paleocristiana es la base de toda la imaginería medieval. Dicha resignificación hacia que el autentico significado de los símbolos religiosos fuese un secreto entre los cristianos de los primeros tiempos. De esta manera, se construye gran parte del simbolismo cristiano que perdura hoy en día.

Así, para representar a Jesucristo se utilizaba un pez (en griego pez se dice IXZUS y esas letras son las siglas de Jesucristo, Dios Hijo, Salvador) de esa manera se ocultaba su significado a los no cristianos. También era frecuente utilizar otros símbolos como el ancla que hace alusión a la esperanza; el ave Fénix de la mitología pagana, era el ave que renacía de sus cenizas igual que el cristiano resucitaría tras la muerte; el pelícano, pájaro que se creía que se mordía en sus entrañas para alimentar a sus hijos cuando no tenían comida, que es el símbolo de la comunidad.

Un tema muy repetido será el crismón, que representa el nombre de Cristo con sus dos primeras letras en griego: la X (ji) y la P (ro), este símbolo irá evolucionando al añadirle el alfa y el omega, que significa el principio y fin de todas las cosas. La “s” que hace referencia a la trinidad y el círculo que rodea todo el conjunto que hace alusión a la inmortalidad.

En otras ocasiones, se abandonan estos símbolos y se cogen otros de la religión pagana, pero dándoles un significado distinto. Se utiliza el vino y las hojas de vid, que para los romanos significaban las fiestas de Baco, y se les da el significado de la sangre de Cristo. A Cristo se le representa como a Orfeo, que en la religión clásica bajó a los infiernos a sacar a sus amigos de allí pero que murió a manos de estos.

Entremos en detalle sobre los símbolos del arte paleocristiano:

El pez y Jesucristo

Las primeras representaciones de los primitivos cristianos son símbolos cuyo significado sólo ellos conocían. Así, para representar a Jesucristo se utilizaba un pez (en griego pez se dice IXZUS y esas letras son las siglas de Jesucristo, Dios Hijo, Salvador) de esa manera se ocultaba su significado a los no cristianos. El pez simbolizaba a Jesucristo, Hijo de Dios y Salvador. San Agustín equiparó la bajada de los peces al fondo del mar con el Descenso de Cristo al Limbo.

cristianismo simbolo

Cuando los peces aparecen junto a una cesta con panes suele simbolizar el Milagro de la multiplicación de los panes y los peces, en el que Jesús dio de comer a la multitud que le seguía. El Pan siempre es una prefiguración del sacramento de la Eucaristía. Si los peces están asociados a un ancla, su significado es de salvación y esperanza, ya que Cristo es el ancla, símbolo de los cristianos según nos dice San Pablo. También es usado como señal de reconocimiento.

Su uso como símbolo cristiano secreto pudo haber sido el siguiente: una persona dibujaba unas líneas rectas y curvas en la arena de forma aparentemente aleatoria, de las que una de ellas era un arco circular. Si la otra persona dibujaba más líneas en el suelo y completaba la figura, los dos sabrían que ambos eran cristianos.

También era usado secretamente cuando dos personas que no se conocían muy bien se veían nuevamente: entonces, una de ellas le hacía la mitad del símbolo del pez en la palma de la mano a uno al saludarlo, y el otro respondía haciendo la otra mitad si también era ferviente cristiano, si no pasaba como una cosquilla o accidente, pero la mayoría de las veces se tomaban muchas precauciones, como el de investigar de antemano a la otra persona.

Por otro lado, el pez como símbolo participa del atributo del agua. Es fundamentalmente signo de pureza, de sabiduría, de fecundidad y de resurrección. De ahí que también el pez esté asociado a la iconografía del bautismo y aparezca como decoración en las pilas bautismales. Los peces representan igualmente a los fieles de la Iglesia “pescados” por Cristo, los apóstoles o los obispos.

Se puede añadir que, desde un punto de vista alimenticio, tanto para los cristianos como para los hebreos, la carne del pez es siempre más limpia que la del ave o el cuadrúpedo. De ahí que en la iconografía medieval haya abundancia de escenas de comida en que se vean peces dispuestos encima de la mesa, empezando por la propia Última Cena.

El Crismón

El crismón es la primera imagen simbólica de Cristo, formada por las dos primeras letras del nombre griego de Cristo, la x (ji) y la p (ro). El crismón suele ir flanqueado por la primera y la última letra del alfabeto griego, la alfa y la omega en mayúsculas o minúsculas.

paleocristianos

Eusebio de Cesárea narra cómo Constantino colocó en sus estandartes el crismón junto a la inscripción “In hoc signo vinces” (Con este signo vencerás), venciendo a Majencio en el 312, convirtiéndose el crismón en el símbolo para las monedas del emperador.

El Cordero nimbado o cordero de Dios

Es muy frecuente en el arte cristiano primitivo la representación de Jesucristo como un cordero con nimbo o con nimbo crucífero. En algunas ocasiones, el cordero sostiene con una pata la cruz o el estandarte de la resurrección. Desde los primeros tiempos se asimiló la muerte de Cristo con el sacrificio del cordero en la Pascua judía, instituida por Moisés antes del Éxodo.

El arte bizantino eliminará la representación del cordero, prefiriendo la forma humana de Cristo, pero en la imagen del cordero místico, o Agnus Dei, continuará hasta nuestros días.

pintura paleocristiana

El Apha y el Omega

Desde el pasaje del Apocalipsis de San Juan Evangelista, “Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin”, se reproduce con el alfabeto griego la significación del todo divino, de dios.

El buen pastor

El Buen Pastor recuerda a la parábola de la oveja perdida (Lc 15, 3-7) o a las palabras de Jesús que se identifica como Buen Pastor (Jn 10, 1-16). El símbolo representa a Jesús como Salvador siendo la oveja el alma salvada por él. Es la imagen que más aparece en las catacumbas, en los sarcófagos y en las inscripciones sepulcrales paleocristianas. Tiene su origen en el mundo clásico, con el conjunto figurativo del Moscóforo: un joven que porta un cordero o cabra sobre las espalda. En época clásica su significado era de filantropía, o como símbolo del buen hacer de ofrendar dotes a los dioses clásicos.

simbolo de cristianismo

En el caso de la resignificación paleocristiana, es Cristo el buen pastor que lleva al pecador arrepentido al rebaño de fieles, es el mediador entre el cielo y la tierra. El tema aparece en el arte paleocristiano en las catacumbas, en los sarcófagos y en esculturas exentas. El Buen Pastor con las ovejas sería una imagen bucólica del Paraíso.

Jesús apacigua las almas con sus palabras, como Orfeo calmaba a las fieras con su música. Además Orfeo prefigura a Cristo en su descenso a los Infiernos para recuperar a su esposa Eurídice. La iconografía nos presenta un Cristo joven, imberbe, vestido con túnica corta sin mangas y dejando el hombro derecho al descubierto (exomis = vestimenta con hombro descubierto). Es una modalidad de Cristo helenístico.

La Escuela de Alejandría impondrá la figura de Cristo helenístico como un joven efebo imberbe, en contraposición a la Escuela de Siria, que presentará a Cristo maduro y barbado. Este Cristo siríaco, más realista, será el que prevalezca con el tiempo en la iconografía de Cristo, que a su vez será tomada de la representación de los césares.

El Orante

El orante, o la orante, es una figura con los brazos abiertos y representa la imagen del alma en el estado feliz después de la muerte, es decir, el alma en la Paz divina.

arte paleocristiano pintura

El pelícano

Una antigua leyenda del mundo antiguo (recogida en el Physiologus, un texto del siglo II escrito por un autor anónimo alejandrino), que será retomada en la Edad Media, decía que el pelícano, para evitar que sus polluelos mueran de hambre en tiempos de escasez, hiere su pecho con su propio pico y les alimenta con su propia sangre. Es fácil entender que los primeros cristianos adoptarán esta imagen como símbolo de Cristo, el Redentor que da su vida para sacar a los suyos de la muerte del pecado y que los alimenta con su cuerpo y su sangre en la Eucaristía.

mosaico paleocristiano

La iconografía del pelícano aparece circunscrita, sobre todo, en dos temas fundamentales: aparece en la escena llamada de la «Crucifixión simbólica», posado en la cruz o a su pie; y también es frecuente, hasta en la actualidad, encontrarlo representado en las puertas de los sagrarios.

Otras versiones de la leyenda decían que si los polluelos del pelícano mueren, éste se abre el costado y los trae de vuelta a la vida a costa de la suya propia, rociándolos con su propia sangre. También se vincula a que el pelícano desaparece debido al calor del sol y reaparece en invierno, por lo que fue tomado como alusivo a la resurrección de Jesús, e incluso a la de Lázaro, si bien estas aplicaciones fueron menos comunes.

El Ancla

El ancla significa la esperanza en la promesa de la vida futura. “Tal esperanza (el cumplimiento de las promesas hechas por Dios) es como el ancla firme y segura de nuestra vida” (Hebreos 6, 19). El ancla también hacía alusión a la cruz.

simbolo de la religion cristiana

En el mundo antiguo, las anclas representaban seguridad. Por su función de fijar el navío al fondo del mar, el ancla simboliza la seguridad, la firmeza y la solidez, frecuentemente en contraposición a los factores de alteración e inestabilidad.

De hecho el autor de la Carta a los Hebreos tomó este símbolo para hablar de la esperanza que los cristianos tienen en Cristo:

La esperanza es para nosotros como ancla del alma, segura y firme, que penetra más allá de la cortina, donde entró, como precursor, por nosotros Jesús, Sumo Sacerdote para siempre según el rito de Melquisedec.

(Hb 6,19-20)

Símbolo de la fe y de la esperanza de la resurrección, el ancla marina aparece desde el siglo III en relieves y pinturas de las catacumbas.

Los primeros cristianos pintaban la esperanza con un ancla, como si la vida fuese el ancla lanzada a la orilla del Cielo y todos nosotros en camino hacia esa orilla, agarrados a la cuerda del ancla. Es una hermosa imagen de la esperanza: tener el corazón anclado allí donde están nuestros antepasados, donde están los santos, donde está Jesús, donde está Dios.

(Francisco, 1-11-2013)

El ancla, por otra parte, es un símbolo de la cruz, que se empleó durante los primeros tiempos del cristianismo para eludir la representación de ésta. Su uso también va unido al símbolo de los peces o a las letras Alfa y Omega.

El nudo de Salomón

El nudo de Salomón consiste en dos lazos cerrados, los cuales se encuentran dos veces entrelazados de manera intercalada. En la mayoría de las representaciones, las partes de los lazos que en forma alternativa se cruzan son los lados de un cuadrado central, mientras que los cuatro lóbulos, que pueden tener diversas formas, se extienden hacia afuera en las cuatro direcciones. Para el cristianismo es un símbolo de la unión inescindible entre la naturaleza humana y divina de Jesucristo.

simbologia paleocristiana

La Paloma

La paloma con el ramo de olivo en el pico es el alma en la Paz divina. La paloma con una corona triunfal en el pico es símbolo del alma que ha alcanzado el premio de la vida eterna.

La Palma de la Victoria

La palma de la victoria, que se entregaba a aurigas y gladiadores vencedores de la antigüedad clásica, se convierte en el cristianismo en la señal de los mártires que han vencido con el derramamiento de su sangre, por eso se les concede el premio eterno. Posteriormente será recurrente como atributo en la representación de los santos mártires.

Ave Fénix

El ave fénix es un ave que, según la mitología, renace de sus cenizas y que los cristianos utilizaron como símbolo de la resurrección. Otra fábula o leyenda del mundo antiguo hablaba del ave fénix: éste era honrado en el templo de Heliópolis con una leyenda propia; nunca vivía más de un fénix en el mundo. Cuando sentía que iba a cumplir quinientos años, levantaba el vuelo, pasaba primero por Arabia hasta llegar a Heliópolis, donde se construía sobre el altar del templo una hoguera hecha de aromáticas plantas de Arabia, que era encendida por el sol y sobre la cual se consumía el ave. De sus cenizas nacía un pequeño gusano, que antes de terminar el día se convertía en un nuevo fénix lleno de vigor.

simbolos de los primeros cristianos

Los primeros cristianos encontraron en este animal fabuloso una imagen de Cristo resucitado. San Clemente, San Cipriano, Lactancio, Tertuliano, Orígenes, San Cirilo de Jerusalén, San Gregorio Nacianceno, San Ambrosio, San Epifanio y otros muchos utilizaron en sus escritos la leyenda del fénix como símbolo de la resurrección. Por ello aparece frecuentemente en el arte cristiano, bien como emblema del dogma, bien como imagen simbólica de Cristo.

El león

Cristo es fuerte y valeroso como un león, que será otro de sus símbolos. Así aparece en la catedral de Jaca, como parte del Camino de Santiago. Posteriormente, esta fórmula dejará de utilizarse en favor de los tetramorfos, especialmente en el evangelista San Marcos, que se representa en su forma animal como un león.

El pavo real

El pavo real tiene una larga trayectoria como símbolo en diversas culturas. Debido a su vistosa cola abierta en rueda fue un símbolo solar. También fue símbolo de la inmortalidad, ya que las leyendas hablaban de que su carne era incorruptible. Por otra parte, el pavo real había sido en Grecia el ave de la diosa Hera y en Roma el ave de Juno.

10 simbolos cristianos

La iconografía cristiana recoge la idea de la inmortalidad y lo usa como símbolo de la resurrección de Cristo y de la inmortalidad del alma y su fe en la vida eterna junto a Dios. Con este significado aparece con frecuencia en las pinturas de las catacumbas. Es representado usualmente junto al árbol de la vida.

La iconografía de la época paleocristiana ha perdurado en el tiempo y buen ejemplo de ello es la guia del Museo del Prado, donde poder redescubrir esta simbología antigua.

Bibliografía:

MÁS SOBRE ICONOGRAFÍA

VOLVER A LA PÁGINA DE INICIO

Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados. Última actualización el 2021-09-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Etiquetas: